Contamos con una planta industrial de alta tecnología con maquinaria de última generación y debidamente certificada internacionalmente en donde se aplican avanzadas técnicas de purificación de agua, lo que hace que nuestro producto cumpla con estándares internacionales de calidad. También es importante destacar que contamos con la certificación de la FDA de EE.UU (Food and drug administration). Que nos permite realizar comercio exterior.

El proceso consta de 12 etapas:

Sanitizado de botellones
Previo al llenado de botellones, estos son sometidos a un riguroso lavado y Sanitizado, en una máquina de última generación, la cual lava los botellones con detergente especial y lo desinfecta.

Enjuague de botellones
Este proceso se realiza con una pistola de agua, de alta presión que ayuda a eliminar los residuos y detergente que podría quedar en el recipiente.

Desinfección por Ozono
Para asegurar su desinfección. El ozono es uno de los desinfectantes más eficaces que existen y no deja rastros de olor ni de sabor, ya que su presencia desaparece en pocas horas.

Estanque de agua
Obtenemos agua de napas subterráneas la cual es potabilizada en nuestras instalaciones.

Filtro de arena
Filtra y retiene las partículas en suspensión más grande que están presentes en el agua, obteniendo excelentes niveles de cristalinidad.

Filtro de carbón activado
Elimina el cloro y otros compuestos que entregan características organolépticas que pueden darle sabor, color y olor al agua.

Filtro de resina orgánica
Este filtro permite, como etapa final ablandar el agua, para mejorar la sensación y textura de esta.

Osmosis inversa
Reduce las sales minerales propias del agua en un 85%, produciendo agua con la pureza óptima requerida para el ser humano, previniendo la generación de cálculos renales, entre otras enfermedades.

Tren de filtración
Retiene partículas entre 0,2 y 0,6 micras, asegurando un agua libre de contaminantes.

Lavado de botellones
Aun que puede sonar redundante, contamos con una sección adicional de enjuague a los botellones, que se efectúa con agua en alta presión para asegurarnos de eliminar por completo cualquier agente externo que pueda contaminar el agua.

Llenado de botellones
Una vez cumplido el proceso anterior, se procede al llenado y embotellado del agua.

Etiquetado y Empaque
Como proceso final se etiqueta y se almacena el producto, y dependiendo el formato pasa por el proceso de embalaje de pack.


Acepto que estoy compartiendo mis datos para ser contactado sobre mi consulta